domingo, 14 de mayo de 2017

Evitando la gran pérdida


Cortar rapidamente las pérdidas y dejar correr las ganancias es quizá una de mas importantes recomendaciones del mercado, sin embargo, para muchos traders es bastante difícil seguir este consejo, cuando se opera con dinero real puede resultar difícil ignorar las propias emociones y atenerse al plan, y a menudo esto se manifiesta en forma de traders que se aferran a sus operaciones perdedoras durante demasiado tiempo y no se aferran a posiciones ganadoras durante el tiempo suficiente.

Uno de los grandes problemas con los que han de bregar los traders y que les hace salirse prematuramente de una operación, es no tener una idea clara de lo que están buscando.

Cada operación en la que se entra debería tener un objetivo claro, aguantar operaciones ganadoras no tiene que ver con mantener ciegamente una posición en la esperanza de que siga generando beneficios indefinidamente.

Tiene que ver con identificar un objetivo claro para su operación que sea racional tanto para su estrategia como para la escala temporal y las condiciones del mercado, y luego asegurarse de lograr una máxima rentabilidad para ese objetivo.

Al identificar los objetivos para sus operaciones, los traders han de considerar aspectos tales como:

  • ¿Estoy operando a favor de la tendencia ó en su contra?
  • ¿Busco hacer scalping en una escala de tiempo breve, ó bien la operación busca un giro amplio en una escala de tiempo más larga?
  • ¿Con cuánto margen cuenta la operación para dejarla correr?

En el gráfico 1 se puede ver cómo se forma un clásico doble techo, al girar el precio desde el segundo máximo, cualquier trader que venda el par debería apuntar al mínimo reactivo entre los dos máximos como objetivo primario para su operación.

Si la vuelta del precio es legítima, entonces el precio debería como mínimo poner a prueba ese mínimo reactivo, por consiguiente, cualquier trader que venda el par debería apuntar a ese nivel como un objetivo racional para la operación.

Salirse antes de que el precio ponga a prueba ese nivel es prematuro y es un desperdicio del plan, sin embargo, muchos traders a menudo se acaban saliendo antes de llegar al objetivo, simplemente porque el precio comienza a retroceder ó porque tocan un nivel secundario de soporte/resistencia y temen que el precio se dé la vuelta.

Usar una estructura puede ser una excelente manera de asegurarse de que mantenga sus operaciones hasta que alcancen plenamente el objetivo.

Aprender a mirar el mercado como si fuera un mapa en el que el precio debe moverse desde A hasta B, es una manera de simplificar el proceso de mantener sus posiciones.

La estructura, cuando podemos ganar con esta operación, la estructura también puede ayudarnos a determinar de cuánto margen dispone la operación para dejarla correr.

Aunque muchos traders lo pasan mal para aguantar sus operaciones ganadoras el tiempo suficiente, también hay muchos traders que lo pasan mal por aguantar sus posiciones perdedoras durante demasiado tiempo.

A menudo, este rasgo en particular se presenta con operaciones abiertas cerca de niveles clave del mercado, en las que los traders no son conscientes de dicho nivel.

 El gráfico muestra una formación clásica de doble techo.

En el gráfico previo tenemos un claro ejemplo de un doble suelo en acción, como vimos previamente con el doble techo, con el doble suelo apuntamos al máximo reactivo como nuestro objetivo primario.

En muchos casos el trader aguantará su posición hasta que alcance su objetivo, y entonces decidirá mantener la operación durante más tiempo en la esperanza de que el movimiento continúe y que puedan hacer más beneficios.

Sin embargo, si examinamos el área donde se desarrolla la operación en el contexto de una fase más amplia en la acción del precio, podemos ver que el máximo reactivo se posiciona justo en el nivel de prueba, el reborde de un soporte roto anteriormente, y que presenta una fuerte resistencia técnica.

Respecto a esto, el área no representa un punto de alta probabilidad en el que plantearse mantener la operación, ya que no se dispone de margen como para dejarla correr.

Poco después de romper al alza ese máximo reactivo, el precio se gira y comienza una ola de ventas, pese a nuevos intentos de ruptura, la operación finalmente fracasa, la resistencia demuestra ser demasiado fuerte y el precio se da la vuelta.

Cuando se piensa aguantar una posición, los traders deberían atenerse a puntos donde hay un claro margen de maniobra entre el objetivo inicial y el siguiente nivel clave del mercado.

La acción del precio

Los indicadores también pueden resultar extremadamente útiles para estudiar si aguantar las posiciones, muchos indicadores nos dan información útil sobre la fortaleza subyacente de la acción del precio, observando por ejemplo el impulso y la volatilidad.

Esto puede resultar particularmente útil para ayudarnos a determinar si mantener abierta la operación ó si deberíamos abandonarla.

Algunos traders salen a menudo prematuramente de sus operaciones porque temen una vuelta en el precio basándose simplemente en la volatilidad intradía, indicadores como el RSI ó el estocástico pueden ayudar a evitar salidas prematuras.

 Formación doble suelo y trayectoria del indicador

Si volvemos a ese mismo ejemplo de doble techo en el NZD/USD, podemos ver que si aplicamos el indicador estocástico, que nos ayuda a identificar períodos de impulso sobre comprado ó sobrevendido, este nos habría sido igualmente útil para ayudarnos a aguantar nuestra posición en búsqueda de la máxima rentabilidad.

Tras habernos puesto cortos desde el doble techo, luego nos basaríamos en el indicador estocástico para encontrar un punto de salida de nuestra operación cuando el precio vuelve a cruzar hacia arriba tras haber entrado en territorio de sobreventa.

El soporte que se ha roto el cual representa una fuerte resistencia técnica.

Objetivos de trading

Si los traders pueden establecer un claro objetivo con su operación, que sea apropiado para su estilo de trading y su escala de tiempo, así como para la situación del mercado, entonces se vuelve bastante más fácil evaluar de cuánto margen de maniobra dispone uno para aguantar su posición. 

 Formación de doble techo en NZD/USD.

Mantener abiertas las posiciones ganadoras no es simplemente una cuestión de dejarlas abiertas con la esperanza de que continúen generando beneficios, tiene que ver con identificar un objetivo claro para su operación, y con no sabotear su propia rentabilidad saliéndose prematuramente.

Muchos traders se sienten tentados de tomar beneficios tan pronto sienten que han hecho buenas ganancias, pero raramente experimentan los efectos amplificadores sobre sus cuentas que se derivan de alcanzar totalmente el objetivo de su operación.

En definitiva, alcanzar esos objetivos de las operaciones de una manera consistente a lo largo del tiempo es lo que marca la diferencia entre un trader promedio y uno extraordinario.

Muchos traders son capaces de identificar un punto de entrada en el mercado, pero hace falta ser un trader hábil y disciplinado para ser capaz de identificar y alcanzar totalmente un objetivo a partir de cada punto de entrada.

domingo, 7 de mayo de 2017

CFDs como Instrumento de Inversión


Una de las decisiones más importantes que tanto traders como inversores tienen que asumir, es la selección del instrumento financiero adecuado para trabajar, para participar en los mercados financieros existen muchas posibilidades: acciones, divisas, bonos, fondos de inversión, certificados, opciones, futuros y contratos por diferencia (CFD).

Los CFD están ganando cada vez más popularidad entre los inversores particulares por buenas razones, los CFDs forman parte de los derivados financieros, y mediante este instrumento es posible invertir gracias al apalancamiento con un capital menor en acciones, indices, divisas, commodities.

La abreviatura CFD representa “Contract for Difference” (contrato por diferencia) y describe la esencia de un CFD: Es un acuerdo entre dos partes mediante la cual se establece la liquidación en efectivo de la diferencia de precio del activo subyacente (por ejemplo una acción ó un par de divisas).

Los CFDs son instrumentos financieros no titulizados que se negocian “over the counter” (OTC) y no en las bolsas de valores.

A pesar de que el negocio extrabursátil de CFDs tenga sus defectos, el inversor disfruta de muchas ventajas, siempre y cuando esté con el bróker adecuado, por ejemplo, es posible negociar un CFD sobre el mini S&P 500 las 24 horas del día, algo que en las bolsas no es posible.

Sin embargo, la selección del bróker apropiado ejerce un papel fundamental porque la cotización extrabursátil no está ni regulada ni supervisada por una institución neutral.

Mediante los CFDs existe la posibilidad de especular sobre la evolución de un activo subyacente sin poseerlo físicamente, el portador de un CFD no tiene el derecho de adquirir el activo correspondiente, ni tampoco posee ningún derecho del accionista, únicamente podrá exigir la liquidación de la diferencia entre la apertura y el cierre de su posición.

Para operar solo tiene que depositar una parte pequeña del valor negociado como margen, de ahí proviene el efecto de apalancamiento.

Market Maker vs. Direct Market Access El broker es la contraparte directa del cliente en el comercio de los CFDs.

El bróker es creador de mercado (“Market Maker”), opera por cuenta propia y cotiza los precios de los CFDs. Su tarea consiste en abrir una posición de cobertura y asegurar de esta manera la totalidad de las posiciones de sus clientes.

El bróker cobra una parte del diferencial entre el precio de compra y el precio de venta (“spread”) y/o una comisión, además le cobrará intereses sobre el capital invertido si el trader mantiene las posiciones durante la noche (más información a continuación).

El bróker no se posiciona en contra del portador de los CFDs, únicamente concluye operaciones de cobertura en las bolsas.

El Market Maker se reserva el derecho de aumentar los spreads durante fases de poca liquidez en el mercado primario, lo cual podrá resultar en precios de ejecución desfavorables para el trader, además se podrán ampliar los requisitos de margen previo aviso.

Una alternativa al modelo de los Market Maker son aquellos brokers que ofrecen un acceso directo al mercado, los denominados “Direct Market Access” (DMA), que permiten al trader operar directamente a través de los libros de órdenes de las bolsas.

En este caso el trader no sufrirá de las posibles variaciones en las cotizaciones por parte del Market Maker, aunque los DMA suelen exigir un capital más elevado y cobran comisiones.

Operar con Margen

Para los diferentes mercados se requieren diferentes niveles de margen, el trading con CFDs permite un enfoque profesional hacia las diferentes clases de activos, aunque el trader disponga solo de poco capital.

Es el bajo nivel de margen requerido que facilita la diversificación de la cartera y fomenta una gestión eficiente de las posiciones, pero hay que actuar con prudencia, sobre todo los principiantes no ven que el efecto de apalancamiento surte efecto en ambas direcciones lo que convierte la gestión del riesgo y del dinero en una condición esencial.

Para calcular las ganancias el inversor de CFDs solamente tiene que multiplicar la diferencia entre precio de compra y venta con la cantidad de CFDs adquiridos, a diferencia de las opciones, otros factores como la volatilidad no tienen ninguna importancia que facilita mucho el trading con CFDs.

Como ejemplo podrá ver que el efecto de apalancamiento de los CFDs resulta en una participación desproporcionada de la evolución del precio, una subida del cinco por ciento de la acción y un apalancamiento del 20 doblaría el capital invertido, sin embargo, la otra cara de la moneda es que el trader perderá su capital completamente si la acción desciende un cinco por ciento.

Costes de Financiación y Transacción

Los costes de transacción del trading con CFDs varían de bróker a bróker aunque son muy bajos ó incluso se suprimen, en cambio, el trading con margen siempre implica la financiación con capital externo que causa costes de intereses para las posiciones a largo, respectivamente resulta en ingresos de intereses para posiciones a corto cuando las posiciones se mantienen durante la noche.

Los costes de financiación se calculan mediante el tipo interbancario de la moneda correspondiente a un día, añadiéndole un diferencial entre el dos y el cuatro por ciento (varía según proveedor).

Riesgos de Pérdida y Aumento de Garantías

Operar con margen conlleva las ventajas del apalancamiento y solo es apto para inversores y traders sensibles al riesgo, el apalancamiento traerá grandes ganancias en caso de éxito, pero ¿qué pasa en el caso de pérdidas cuando la cuenta llega al límite del capital disponible y el margen depositado se ha consumido?

Entonces, el cliente recibirá un “Margin Call” (llamada de margen) que significa que tendrá que depositar rápidamente más garantías en su cuenta ó se verá obligado a cerrar las posiciones abiertas.

De no ser así, el bróker está autorizado a liquidar posiciones. Igual que en los futuros, el trader se enfrentará al riesgo de que sus pérdidas excedan el valor de la cuenta de trading.

Sobre todo las acciones tienen tendencia de producir “gaps” (huecos en la cotización) de la noche a la mañana, con lo cual el trader tendrá que definir muy bien su nivel máximo de riesgo si invierte en CFDs.

Algunos brokers CFD han procedido a ofrecer cuentas especiales sin la obligación de ampliar garantías.

Ventajas del trading con CFDs

Operar con CFDs lleva varias ventajas sobre otros instrumentos financieros, en primer lugar destaca la transparente y sencilla forma de operar, tal y como lo desean los inversores particulares.

No hace falta ni buscar el código de identificación de un valor, ni es necesario calcular las diferentes características antes de invertir como lo sería, por ejemplo, en caso de las opciones.

Además, la cotización del CFD y la del activo subyacente son prácticamente idénticas, no hay que tener en cuenta ni la volatilidad ni fechas de vencimiento, una función relativamente nueva permite colocar órdenes de volumen: No es necesario adquirir una cantidad específica de CFDs, la plataforma permite órdenes que fijan la cantidad a invertir.

En el día a día es muy importante que las operaciones sean rápidas, ágiles y eficientes en costes, las plataformas modernas cumplen con estos requisitos, al menos en fases de mercados normales.

Las ventajas en la parte de costes son la falta de comisiones en cuanto a inversiones en divisas y materias primas, aparte las comisiones bajas en cuanto a acciones, las condiciones están cambiando continuamente a favor del cliente.

La razón principal en la cual se basa el éxito de los CFDs es el nivel de apalancamiento que se debe al bajo nivel del capital propio requerido.

Desventajas del trading con CFDs

El “market making” es un tema importante: En fases de movimientos rápidos se podría retrasar la ejecución de órdenes, otro factor crítico es la falta de cualquier autoridad supervisora que podría liquidar retroactivamente un negocio con CFDs.

En general, existe el peligro de ejecuciones desfavorables y de aumentos del spread puntuales que resultan en un incremento de costes para el trader.

Es muy importante que el trader tenga en cuenta que las pérdidas no están limitadas desde un principio y que podrían exceder el capital depositado en la cuenta de trading, al no ser que se trate de una de las cuentas anteriormente mencionadas que excluyen explícitamente este riesgo.

Cada trader debería fijar un nivel de pérdida máxima en puntos antes de abrir una posición, entonces, el trader podrá calcular aquel importe de su capital que está dispuesto a perder, partiendo de la distancia entre precio de compra y el stop loss.

La siguiente formula aclara como se calcula este importe: Capital disponible para el trading / distancia del stop-loss en puntos = valor máximo en puntos de producto negociado.

Perspectiva de las CFDs

El tipo de clientela cambió mucho durante los últimos años lo que conlleva nuevas exigencias a los brokers de CFD, anteriormente, la mayoría de clientes buscaban ganancias rápidas (sin duda es posible con CFDs), no obstante, estos instrumentos ofrecen una gama de aplicaciones mucho más amplia.

Los clientes se han dado cuenta y exigen más, tanto al producto como a la plataforma, en consecuencia son los brokers que tendrán que orientarse en los deseos de los clientes y modificar su oferta, sea en cuanto a horarios de negociación, productos, plataforma de trading y herramientas analíticas.

Después de evaluar todas las ventajas y desventajas se consolida la impresión que los CFDs son una buena alternativa a los warrants ó certificados para inversores particulares con enfoque en el plazo corto-medio.

En comparación con los futuros, los CFDs conllevan gastos de transacción más elevados y no están regulados.

Debido a la creciente volatilidad en los mercados financieros y las resultantes oportunidades que se están presentando en los diferentes mercados a los inversores, el interés en los CFDs probablemente aumentará.

La fuerte competencia entre los brokers resulta en una amplia oferta de plataformas de trading, un aumento en la calidad del servicio al cliente y muchas innovaciones, nunca ha sido tan fácil y cómodo operar en acciones, índices ó materias primas desde el ordenador en casa ó a través del smartphone cuando viajamos.

sábado, 29 de abril de 2017

Mercado de divisas el de mayor volumen


Cuenta con algunos ahorros, está decepcionado de los bajos rendimientos de los bancos, y se ha decidido por invertir en los mercados financieros, considere al mercado de divisas también conocido como Forex, que es el mercado financiero más grande del mundo, su volumen diario asciende a unos $ 5,1 billones de dólares y funciona sin interrupción durante 24 horas al día (excepto los fines de semana) por una amplia variedad de participantes y su amplia dispersión geográfica.

La Encuesta Trienal de Bancos Centrales  de 2016 sobre la actividad en los mercados  de divisas y de derivados extrabursátiles (OTC) señala una reducción de las operaciones de divisas al contado por primera vez desde 2001, aun cuando la actividad con derivados sobre divisas siguió creciendo.

La negociación diaria en los mercados de divisas promedió 5,1 billones de dólares en abril de 2016, lo que supone un descenso respecto de los 5,4 billones registrados en abril de 2013, mes en el que se intensificó la actividad  en yenes ante la evolución de la política monetaria. 

Las operaciones al contado cayeron  hasta 1,7 billones de dólares diarios en abril de 2016, desde los 2,0 billones registrados en abril de 2013, en cambio, la actividad diaria con swaps de divisas creció hasta 2,4 billones de dólares, y hasta 700 000 millones en el caso de posiciones directas a plazo (outright forwards).

El dólar estadounidense siguió siendo la principal moneda de negociación, utilizándose en aproximadamente el 88% de todas las operaciones en abril de 2016, el euro se mantuvo como la segunda moneda más negociada, aunque su participación cayó hasta el 31% en abril de 2016, muy por debajo del pico del 39%  registrado en abril de 2010. 

Numerosas monedas de mercados emergentes aumentaron su participación en el volumen de negociación mundial, el renminbi (China) duplicó su participación hasta el 4%, convirtiéndose en la octava moneda más negociada del mundo, con un promedio de negociación diario de 202,000 millones de dólares en abril de 2016.

La Encuesta Trienal de 2016 señala la prolongación de la tendencia hacia una mayor concentración de las operaciones con divisas en los principales centros financieros, en abril de 2016, cinco jurisdicciones (Reino Unido, Estados Unidos, Singapur, Hong Kong RAE y Japón) intermediaban el 77% de las operaciones con divisas, superando el 75% registrado en abril de 2013 y el 71% en abril de 2010.

Su volumen de negociación es casi 200 veces más grande que el del NYSE (New York Stock Exchange), el mercado de valores más grande del mundo conocido en el argot financiero como Big Board.

Hasta hace relativamente poco tiempo, el mercado de divisas estaba sólo al alcance de inversores institucionales como Bancos, aseguradoras, fondos de inversión, grandes empresas y otros actores que intervienen el mercado Forex. 

Pero en la actualidad, gracias a la evolución de las nuevas tecnologías, internet y a intermediarios financieros on-line, incluso los inversores más pequeños pueden intervenir en el mercado de divisas, desde pequeñas oficinas é incluso sus hogares, beneficiándose de condiciones que antes se encontraban sólo al alcance de los más poderosos de las finanzas.

El mercado Forex está descentralizado, pertenece a los mercados no organizados OTC (Over the Counter), y no tiene una localización fija, pero está muy bien coordinado, los 15 bancos más grandes del mundo forman una horquilla de transacción que se ejecutan en una plataforma común. 

Al igual que en los mercados regulados, las órdenes se procesan de manera eficiente, el mercado de divisas es ideal para aprender a operar.

Se puede abrir una cuenta Forex con una cantidad muy pequeña de dinero y operar con un tamaño de la posición mucho más bajo que en cualquier otro mercado, incluso con una cuenta micro con un capital de $ 1,000 dólares.

Es recomendable empezar a operar en una cuenta demo aunque tenemos que tener en cuenta que la cantidad é intensidad de las emociones se multiplican cuando está en juego nuestro dinero real, incluso si es poca cantidad. 

Aprender a controlar las emociones es uno de los pilares básicos del trading, si operamos con acciones, debemos estar constantemente atentos a la dinámica de la propia empresa, al sector al que pertenece y también al movimiento de los mercados bursátiles en general. 

Un cruce de divisas refleja la fuerza relativa de dos monedas respecto a sus economías, por lo que cada par de divisas tiene su propio comportamiento, sólo tendrá que prestar atención a lo que sucede a su posición, sin tener que seguir las cotizaciones de varios cruces de divisas. 

Esto hace que el trading, sea un poco más fácil que en los mercados bursátiles, no hay prácticamente ningún riesgo de quedarse atrapado en una posición durante la noche, al cotizar las 24 horas, no se producen gaps en las cotizaciones excepto en el cierre y apertura semanal. 

Además, su gran profundidad de mercado permite todo tipo de operativa, desde el largo plazo, hasta utilizar sistemas intradiarios de trading.

Otro detalle importante, es que no hay comisiones de intercambio como en los mercados regulados, sólo tendrá que pagar las comisiones cargadas por su bróker.

Lo que le da la oportunidad de negociar y comparar entre la amplia oferta de brokers on-line que hay en la actualidad.

Otra ventaja frente a otros mercados, debido a la estructura del mercado de intercambio de divisas, es que no hay costes para obtener los precios de las cotizaciones en tiempo real.

Debido al gran tamaño del mercado divisas y su enorme liquidez, se ofrece una evolución de los precios más estable, como resultado, los gráficos respetan y reaccionan en los niveles técnicos de mercado perfectamente.

Lo que aumenta la fiabilidad de nuestras operaciones si utilizamos los patrones de precios chartistas y el análisis técnico en general.

Si la economía de un país está mostrando más fortaleza respecto a la economía de otro país, se crea una clara tendencia en su cruce de divisas, y debido a la cantidad de cruces de divisas, es fácil encontrar una fuerte y clara tendencia.

Una tendencia es lo que todo inversor anda buscando, desde los más conservadores que operan en el largo plazo, hasta los traders más activos, ya que si hay tendencia, las opciones en cuanto a estrategias de trading que se pueden aplicar aumentan, y a su vez, se multiplican las posibilidades de ganar dinero, que es lo más importante y objetivo para cualquier tipo de trader ó inversor.

Finalmente, observamos dos ejemplos gráficos del comportamiento de dos divisas “majors” durante un largo periodo de tiempo, en el primer gráfico el cruce libra/dolar en un periodo de diez años. 

 Gráfico de la libra esterlina frente al dólar estadounidense durante un periodo de 10 años.

Observen como ha marcado perfectamente la tendencia é incluso ha dejado avisos con patrones chartistas cuando estas cambiaron de dirección, primero con un hombro cabeza hombro en 2007 y a continuación con un doble suelo que se confirmó a finales de 2013 y cuya tendencia todavía perdura.

En el segundo gráfico pueden observar al dólar/yen en un periodo de 10 años, durante este periodo de tiempo, ha marcado tres largas y claras tendencias y nuevamente un aviso chartista en el último cambio de tendencia de largo plazo en forma de doble suelo. 

 Gráfico del Dólar-Yen durante los últimos 10 años.

Conclusiones
  • El mercado de divisas posee un gran Volumen de transacciones.
  • Funciona en una amplia dispersión geográfica
  • Posee un gran número y variedad de participantes en el mercado
  • Tiene mayor tiempo que permanece abierto - 24 horas al día
  • Posee una gran liquidez
  • Su movimiento se da por una variedad de factores que generan los tipos de cambio
  • El gran volumen de divisas que se negocia a diario internacionalmente
  • Si bien tiene una facilidad de acceso a cualquier tipo de inversor, es necesario de una educación y preparación adecuada para conseguir ser rentables en este mercado.

domingo, 23 de abril de 2017

Alfa y Beta


Coeficiente Alfa

El coeficiente Alfa es una referencia numérica que los inversores deben saber interpretar junto a la Beta de esa acción (que ofrece información sobre la correlación de un título respecto al índice al que pertenece), para saber si es recomendable adentrarse en una acción y los riesgos que pueden correr.

Es una variable que sirve para cuantificar la parte del retorno excesivo de un título, que no es debido a las variaciones del mercado, en términos de cartera, el Alfa mide la rentabilidad adicional que obtiene una determinada cesta de valores con respecto a su índice de referencia.

El cálculo del coeficiente Alfa se hace restando la rentabilidad media de la acción a la rentabilidad media del índice al que pertenece, en función de la volatilidad de ambos factores, medidos a través de la Beta, dentro de un mismo periodo temporal.

El Alfa de una acción sirve como referencia a los inversores más experimentados, porque se interpreta como la rentabilidad que podría registrar un título determinado si la rentabilidad del índice bursátil fuera nula.

El cálculo del Alfa de una acción (ó de una cartera de acciones) proporciona al inversor una estimación de cuál debe ser la mayor ó la menor rentabilidad (si es signo positivo ó negativo, respectivamente), que debe esperarse del valor ó de la cartera con relación a lo que cabría esperar, según sea el riesgo de mercado de la inversión medido por la Beta.

Si el Alfa da un resultado positivo, indicará que ese título ha obtenido un rendimiento superior al de su índice, por el contrario, si es negativo, será un valor con una evolución peor que la del selectivo.

En la práctica, estos indicadores son muy utilizados en el análisis de fondos de inversión, el gestor que consiga un mayor Alfa en su cartera será considerado un mejor gestor, ya que ha sido capaz de sacarle una mayor rentabilidad a su cartera en relación al riesgo que está asumiendo.

Puede decirse que es la mejor forma de medir la destreza de un gestor y la de su equipo, representa el peor ó mejor comportamiento de un fondo respecto a su índice de referencia, se puede decir que un alfa positivo significa que el gestor y su equipo están añadiendo valor a la cartera gracias a su destreza, cuanto mayor es el alfa, mayor es la incidencia del gestor sobre el fondo, un alfa positivo es un atributo sumamente apreciado.


Coeficiente Beta

El coeficiente Beta es un índice que compara las oscilaciones que haya podido registrar un valor bursátil en relación a las que haya tenido otro activo, habitualmente, se relaciona el comportamiento de una acción con el del índice al que pertenece.

Esto permite, por ejemplo, calibrar cómo responde un título determinado a las oscilaciones de la bolsa, si la Beta de una acción es mayor que 1, este valor ha presentado una mayor volatilidad que el mercado en el que cotiza.

Examina la sensibilidad de un fondo con respecto a los movimientos del mercado, una beta  igual a 1 significa que el fondo se moverá en consonancia con el mercado.

Una beta mayor que 1 significa que el fondo es "más" sensible a los movimientos del mercado, por ejemplo, si la Bolsa sube un 10% el fondo puede subir un 15% ó más, por el contrario, un fondo con una beta menor que 1 es "menos" sensible al mercado y, por tanto, si la Bolsa sube un 10% el fondo puede que sólo lo haga un 5%.


Los coeficientes como Alfa ó Beta no aportan una seguridad exacta sobre cuál puede ser la evolución de un título, se trata de perspectivas creadas a partir de los registros históricos de una acción, en función de su comportamiento y su volatilidad.

sábado, 15 de abril de 2017

Función de los Mercados Financieros


Los mercados financieros ejecutan la función económica esencial de canalizar los fondos de las familias, las empresas y los gobiernos que han ahorrado sus excedentes al gastar una cantidad menor a su ingreso, hacia aquellos que tienen un déficit de fondos porque han gastado una cantidad mayor a sus ingresos.

Esta función se muestra esquemáticamente en la Grafico 1, aquellos que han ahorrado y que han estado prestando sus fondos, los prestamistas, están a la izquierda, y aquellos que deben solicitar fondos en préstamo para financiar su gasto, los prestatarios, aparecen en el lado derecho.
 

                                         Grafico 1.- Mercados financieros

Los principales prestamistas son las familias (ahorros en bancos), pero las empresas y el gobierno (en particular el gobierno central y local), así como los extranjeros y sus gobiernos, también suelen tener exceso de fondos y, por tanto, los prestan al exterior.


Los prestatarios más importantes son las empresas y el gobierno, pero las familias y los extranjeros también solicitan fondos en préstamo para financiar sus compras de automóviles, muebles y casas.

Las flechas indican que los fondos fluyen de los prestamistas a los prestatarios a través de dos rutas.

En los financiamientos directos, los prestatarios solicitan fondos en préstamo directamente a los prestamistas en los mercados financieros vendiéndoles valores (también denominados instrumentos financieros), los cuales son derechos sobre los ingresos ó activos futuros del prestatario.

Los valores son activos para la persona que los compra pero son pasivos (pagarés ó deudas) para el individuo ó empresa que los vende (los emite).

Por ejemplo, si Toyota Motors necesita solicitar fondos en préstamo para pagar una nueva fábrica de automóviles eléctricos, podría pedir en préstamo los fondos a los ahorradores vendiéndoles bonos, valores de endeudamiento que prometen hacer pagos en forma periódica a lo largo de un tiempo específico.

¿Por qué es tan importante en la economía esta canalización de fondos de los prestamistas a los prestatarios?

La respuesta es que las personas que ahorran por lo general no son las personas que tienen oportunidades de inversión aprovechables disponibles para ellos, los empresarios, como ejemplo suponga que ha ahorrado $10,000 dólares en este año, pero que no le es posible solicitar ó conceder ningún préstamo porque no hay mercados financieros.

Si usted no tiene una oportunidad de inversión que le permita obtener ingresos con sus ahorros, usted simplemente conservará $10,000 dólares y no ganará intereses, sin embargo, Antonio maestro constructor, tiene un uso productivo para sus $10,000 dólares, comprará una mezcladora de concreto que acortará el tiempo que necesita para construir una casa, además podría alquilarlo a otros maestros de construcción, ganando con ello una cantidad extra de $3,000 dólares por año.

Si usted pudiera ponerse en contacto con Antonio, podría prestarle sus $10,000 dólares con una renta (interés) de $1,000 dólares al año, y ambos se encontrarían en una mejor posición, usted ganaría $1,000 dólares al año sobre sus $10,000 dólares, que de otra forma no se incrementarían, mientras que Antonio ganaría $2,000 dólares más de ingresos al año.

En la ausencia de mercados financieros, usted y Antonio, el maestro constructor, podrían no llegar a conocerse nunca, los dos se mantendrían como están, en una peor situación y sin beneficiarse mutuamente.

Sin mercados financieros, es difícil transferir fondos de una persona que no tiene ninguna oportunidad de inversión a una que sí la tiene, de este modo, los mercados financieros son esenciales para promover la eficacia económica.

La existencia de los mercados financieros es benéfica aun cuando alguien solicite fondos en préstamo para un propósito distinto al hecho de incrementar la producción en un negocio.

Supongamos que usted se ha casado recientemente, tiene un buen trabajo y quiere comprar una casa, usted gana un buen sueldo, pero como recién empezó a trabajar, no ha ahorrado mucho, con el tiempo, ahorraría lo suficiente para comprar la casa de sus sueños, pero para esas fechas ya será demasiado viejo para poder disfrutarla.

Sin los mercados financieros, usted está atrapado; no puede comprar la casa y debe continuar viviendo en su diminuto apartamento.

Si se estableciera un mercado financiero de tal manera que las personas que han acumulado ahorros le pudieran prestar los fondos necesarios para comprar una casa, usted estaría dispuesto a pagarles un poco de intereses con tal de comprarla siendo todavía lo bastante joven para disfrutarla.

Con el tiempo, pagaría su préstamo, si este préstamo ocurriera, se encontraría en una mejor situación, al igual que las personas que le hubieran hecho el préstamo, que ganarían ahora un poco de intereses, imposibles de obtener si el mercado financiero no existiera.

Ahora podemos ver la razón por la que los mercados financieros tienen una función muy importante en la economía: permiten que los fondos se desplacen de las personas que carecen de oportunidades productivas de inversión a las personas que tienen tales oportunidades.

Los mercados financieros son de gran importancia para producir una asignación eficiente de capital, lo que contribuye a una mayor producción y eficiencia para la economía global.

De hecho, cuando los mercados financieros se vienen abajo durante épocas de crisis financieras, como ha sucedido en México, Asia Oriental y Argentina en años recientes, se presentan severas penalidades económicas, lo cual puede incluso conducir a una inestabilidad política peligrosa.

Los mercados financieros que funcionan de manera adecuada también mejoran directamente el bienestar de los consumidores al permitirles programar mejor sus compras.

Les dan fondos a las personas jóvenes para que compren lo que necesiten y en última instancia pueden, sin obligarlas, esperar hasta que hayan ahorrado la totalidad del precio de compra.

Los mercados financieros que operan de una manera eficiente mejoran el bienestar económico de todas las personas en la sociedad.

Conclusiones

1.- Las actividades de los mercados financieros tienen efectos directos en la riqueza de los individuos, en el comportamiento de los negocios y en la eficacia de nuestra economía.

Tres mercados financieros merecen una atención particular: el mercado de bonos (donde se determinan las tasas de interés), el mercado de valores (el cual tiene un efecto mayor en la riqueza de las personas y en las decisiones de inversión de las empresas), y el mercado de divisas (porque las fluctuaciones en el tipo de cambio extranjero tienen consecuencias mayores en la economía).

2.- Los bancos y otras instituciones financieras encauzan los fondos de las personas que no les dan un uso productivo a las personas que sí pueden hacerlo y, por tanto, desempeñan un papel crucial en la eficacia de la economía.

3.- El dinero tiene una influencia mayor en la inflación, en los ciclos de los negocios y en las tasas de interés, ya que estas variables económicas son tan importantes para la salud de la economía, necesitamos entender la forma en que se conducen, así como la manera en la que se debería conducir la política monetaria, también es necesario tener en cuenta la política fiscal del gobierno, porque éste es un factor de gran influencia en la conducción de la política monetaria.

sábado, 8 de abril de 2017

Desastres financieros por falta de adecuada administración de riesgos


Hoy en día el gran avance tecnológico y la globalización, nos proporciona la posibilidad de contar con más instrumentos y el acceso a mercados financieros internacionales, esto ha incrementado el deseo por el riesgo de los inversionistas en general, pero la ausencia de técnicas que midan el riesgo ha propiciado grandes desastres financieros entre los que podemos señalar algunos:

Nick Leeson, un operador del mercado de derivados que trabajaba en la subsidiaria del banco Ingles Baring en Singapur, sufrió pérdidas que rebasaban en exceso el capital del banco y llevo a la quiebra a la institución en febrero de 1995 con pérdidas de más de $ 1,300 millones de dólares.

Bob Citron, tesorero del condado de Orange en Estados Unidos, invirtió en posiciones altamente riesgosas que se tradujeron en más de $ 1,700 millones de dólares, debido al alza de las tasas de interés registrada en 1994.

Toshihide Iguchi, un operador que manejaba posiciones en mercado del dinero en Daiwa Bank, perdió $ 1,100 millones de dólares en 1995.

Yasuo Hamanaka, un operador de contratos de cobre en Sumitomo Corp., perdió $ 1,800 millones de dólares en junio de 1996.

Kweku Adoboli, trader británico-ghanés del banco suizo UBS con sede en Londres, perteneciente al equipo de renta variable sintéticas de Global Trading en Londres, se vio involucrado escándalo de UBS rogue trader 2011.

Adoboli fue arrestado bajo sospecha de fraude en relación con la pérdida de un estimado entonces $ 2000 millones de dólares, debido a trading no autorizado del banco Suizo de inversión UBS con sede en Londres.

Jérome Kerviel, En 2008, Kerviel un Trader hasta aquí totalmente desconocido por el mundo de las finanzas, se hace conocer, teniendo como sobre fondo la crisis de los subprime, como el Trader  más controvertido de Francia cuando la Société Générale le nombra responsable de la pérdida de € 4,82 mil millones de euros realizada por el banco durante la semana de 18 al 24 de enero 2008.


John Rusnak, Fue un trader de divisas del Allfirst Bank, parte de AIB Group, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, el 17 de enero de 2003 fue condenado a siete años y medio de prisión por ocultar pérdidas de US $ 691 millones en perjuicio del banco en 2002, luego de que las malas operaciones que realizara se convirtieran en uno de los mayores casos de fraude bancario.

Lehman Brothers, Compañía de servicios financieros fundada en 1850, que había resistido la guerra civil estadounidense, la crisis bancaria de 1907 y el famoso crack de 1929, sin embargo el 15 de setiembre de 2008 se declaró en quiebra a causa de la acumulación de enormes pérdidas por títulos respaldados en hipotecas subprime, Lehman Brothers registró un pasivo de US$ 613 mil millones, la mayor quiebra de la historia registrada hasta el momento.

Estos desastres provocaron entre otras acciones que en 1993 se creara una asociación internacional de carácter privado llamado Grupo de los Treinta (G-30), dicha asociación ha propuesto una serie de recomendaciones en base a criterios prudenciales para instituciones que tienen productos derivados en posición de riesgo.

Las recomendaciones son:

1.- El papel de la Alta Dirección:  Definir las  políticas y controles asegurándose de que estén por escrito en un documento que sirva de base a clientes, reguladores y auditores, las políticas deben incluir los límites que deben respetar las aéreas de negocios.

2.-  Valuación a mercado de las posiciones de riesgo (marcar a mercado):  Este término se conoce como Mark to Market y consiste en medir el valor justo ó de mercado de un portafolio, la perdida ó ganancia no realizada de la posición de riesgo se calcula mediante la diferencia entre el valor de adquisición de de la posición y el valor de dicha posición en el mercado.

Esta valuación se debe hacer de preferencia a diario para evitar sorpresas y responder a la siguiente pregunta: ¿Si vendo la posición hoy a cuánto ascendería la pérdida ó la ganancia?

3.-  Medición cuantitativa de riesgos:  La medición de riesgos de mercado se logra mediante el cálculo de lo que se conoce como Valor en riesgo (VaR), este concepto fue propuesto por JP Morgan en octubre de 1994 y hoy es un estándar internacional. El VaR resume en un solo número la perdida potencial máxima que se puede sufrir en una posición de riesgo dado un nivel de confianza elevado (usualmente 95 ó 99 %) y en un periodo de tiempo determinado.

4.-  Simulaciones extremas ó de strees:  Se deben valuar las posiciones en condiciones extremas y adversas del mercado, el valor en riesgo solo es útil en condiciones normales de mercado, existen muchas maneras de realizar estas pruebas, la más común es contestar las preguntas: ¿Qué pasaría con mi posición si los factores de riesgo cambian dramáticamente?¿Cual podría ser la máxima perdida que puedo sufrir en un evento poco probable pero posible de ocurrir?

5.-  Independencia en la medición de riesgos:  El objetivo es evitar conflictos de interés que pueden surgir cuando las áreas de negocios emiten sus propios reportes, miden sus propios riesgos y se monitorean a sí mismas, el administrador de riesgos debe ser completamente independiente de las áreas de registros contables (Back Office) y de las áreas de operación del negocio (Front Office).

6.-  Medición de riesgos de crédito:  También debe medirse el riesgo de crédito, mediante el cálculo de probabilidades de incumplimiento de la contraparte, en instrumentos derivados debe medirse el riesgo actual y el riesgo potencial de crédito, el riesgo. El riesgo actual es el valor de mercado de las posiciones vigentes, el riesgo potencial mide la probable perdida futura que pueda registrar un portafolio en caso de que la contraparte de la operación incumpla.

7.-  Experiencia y conocimiento de estadística y sistemas:  La mayor parte de las técnicas para calcular el valor en riesgo, tienen un fuerte soporte estadístico y la información debe ser entendible y accesible para medir el riesgo de manera oportuna, las preguntas que deben responderse son: ¿Las personas que evalúan los riesgos, son las adecuadas?¿Tienen la preparación técnica para entender y calcular los riesgos?

Conclusiones:

El común denominador de estos desastres fue la falta de políticas y sistemas de administración de riesgos, que permitieran medir y monitorear efectivamente las pérdidas potenciales de las posiciones en que estaban involucradas dichas corporaciones.

El riesgo es un aspecto relacionado con la psicología del ser humano, relacionada con las matemáticas, la estadística y la experiencia adquirida a través de los años, la función de la administración de riesgos es en esencia un método racional y sistemático para entender los riesgos, medirlos y controlarlos en un entorno en el que prevalecen instrumentos financieros sofisticados, mercados financieros que se mueven con gran rapidez y avances tecnológicos en los sistemas de información actuales.

La función del administrador de riesgos es decidir entre alternativas homogéneas en donde la administración de riesgos es una herramienta que ayuda en el proceso de toma de decisiones, no solo convierte la incertidumbre en oportunidad, sino evita el descalabro financiero y catástrofes de graves consecuencias como las ocurridas en los casos mencionados..   

sábado, 1 de abril de 2017

Recomendaciones para operar en FOREX


El mercado de divisas (FOREX), es el mayor mercado financiero del mundo con un volumen negociación de más de $ 5.5 billones de dólares al día, mayor que el volumen negociado en la Bolsa de Nueva York y NASDAQ  juntos, si bien es un mercado de mucha liquidez no es fácil operar en ella, por lo que debemos tener en cuenta una serie de consejos a seguir:

1.-  Ubique su Stop Loss:    Antes de realizar cualquier operación, defina previamente el importe que usted está dispuesto a perder y simplemente confórmese con este importe, establezca un nivel de stop loss antes de abrir una posición y ubique lo antes posible, nunca modifique su stop loss si su posición se vuelve perdedora.

2.- Ubique su take profit:      Deje correr sus ganancias, nunca permita que sus emociones gobiernen una operación, tenga en cuenta las razones por las cuales usted entró al mercado y confórmese con estas razones.

Mientras menos emocional sea, mejor será no aparte la vista de su plan de operaciones, desplace su stop loss a medida que el mercado evoluciona a su favor y deje correr sus ganancias.

3.- No se deje influenciar:     Usted debe tener planificada su propia estrategia para operar y confórmese con ella, si usted se ve influenciado por otros, cambiará de opinión de modo incesante, aprenda a ignorar las fuentes exteriores una vez que ya tomó su decisión. Siempre encontrará una persona que pueda darle una explicación lógica para tomar una posición contraria a la suya.

4.- Mantenga los tamaños de sus posiciones aceptables y dentro de sus límites:    Los operadores que tienen un éxito real, saben que el trading es un juego de probabilidades, y a largo plazo, si usted se apega a su estrategia previamente probada en backtesting donde se muestre la probabilidad a su favor y la ejecuta de forma disciplinada, es muy probable que alcance el éxito.

Para ser un operador de éxito, nunca deberá ingresar una posición que pueda poner en peligro un capital substancial, en realidad muy raramente encontrará un operador que arriesgue más del 1 % de su capital en una operación.

Por ejemplo, si deposita $ 10,000 dólares en su cuenta de operaciones, su pérdida máxima debería ser de $ 100 dólares, es decir una pérdida máxima de 100 pips para un lote estándar de 100,000 unidades en operaciónes en el par EUR/USD.

Trate de no arriesgar más del 1 % en una operación sobre todo si recién está empezando a operar en este mercado.

5.- Conozca su ratio de riesgo versus su ratio de beneficio:    El ratio beneficio/riesgo mínimo que usted debería utilizar es 2:1.

Por ejemplo, si está largo en el par GBP/USD y quiere ganar 50 pips, no debería arriesgar más de 25 pips, nunca debería arriesgar 40 pips para ganar 15, si lo hace, las operaciones perdedoras que usted obtenga arruinarán sus posibilidades de beneficios.

El análisis de los riesgos versus sus beneficios es un punto extremadamente importante para todo operador de éxito.

6.- Tenga un capital de trading:    Usted nunca debe operar con dinero que no puede permitirse perder, es decir dinero para pagar los recibos de luz, agua, escuela, medicinas, recuerde quien opera por necesidad, pierde por obligación.

Que su capital de trading sea ahorros que no va a necesitar en el corto plazo, una de las claves del éxito es la independencia mental en el trading, lo que significa que su libertad de operar no debe ser influenciada por su miedo paralizador a perder.

7.-  En Tendencia ó en rango:    Aprenda a descifrar el mercado; ¿es un mercado en tendencia ó más bien en rango?

En un mercado en tendencia, siga la tendencia, en un mercado en rango, compre en mínimos y venda en máximos, empleando stop loss, para controlar sus riesgos.

8.-  No luche contra la tendencia:      No trate de vender en las alzas sobre un mercado alcista ó de comprar en las bajas en un mercado bajista, recuerde que la tendencia es su amiga.

9.-  No dé pasos en falso:    Uno de los errores más comunes cometidos por los operadores es agregar en forma continua, posiciones sobre una posición perdedora, es muy difícil que un operador gane a largo plazo utilizando estas técnicas.

Para operaciones a corto plazo, preservar el capital es lo más importante, poner en juego demasiado capital comprometerá su éxito, en el trading a corto plazo, si su estrategia es buena, el mercado deberá evolucionar en la dirección deseada en un plazo relativamente corto, sea como sea, si el mercado se vuelve en su contra, el operador a corto plazo deberá aceptar que tiene una operación incorrecta, tomar sus pérdidas y buscar una nueva oportunidad para operar.

10.- La buena idea de ayer no necesariamente es válida hoy:    Normalmente a veces detectamos una operación potencial y decidimos esperar hasta el día siguiente para ver si la misma se confirma.

Cuando usted percibe que todo se presentó exactamente como había pensado, ya puede ser demasiado tarde, repase su razonamiento para esta operación, verifique que sus razones iníciales sigan vigentes, de lo contrario olvide esta operación, siempre habrá oportunidades de nuevas operaciones, sea paciente.

11.-  Comprenda el modo en que piensa el mercado:    Conviene aceptar que toda información (a excepción de informaciones publicadas recientemente que el mercado refleja de forma inmediata) ya es tomada en cuenta en el precio de un par de divisas.

Usted debe conocer los indicadores más importantes, y debe saber lo que ya es anticipado por el mercado, la gran mayoría de las publicaciones del mercado ya son anticipadas y cotizadas por el mercado.

12.- El Trading es un juego de probabilidades:     Usted nunca tendrá razón en el 100 % de los casos, debe aceptarlo, el trading es un juego de números, ganará y perderá otras veces, la idea es simplemente ganar más de lo que pierde, el trading es un juego de probabilidades y si actúa correctamente a largo plazo, saldrá ganando.

Aprenda de sus errores, cuando se inicia tiene más posibilidades de perder al comienzo, analice lo que hizo mal, trate de no caer en las emociones, si se conforma con su estrategia y aprenda de sus errores, si actúa correctamente con el tiempo debería ver sus beneficios sobrepasar sus pérdidas.

13.-  Sepa por qué se encuentra en una operación:    Mantenga un diario de sus operaciones y anote precisamente por qué motivo usted ingresó en cada operación, no sea impulsivo, siga su estrategia, de este modo aprenderá que estrategias funcionan para usted a largo plazo y cuáles no funcionan.

14.- Si la lógica desaparece salga:    Si el motivo por el cual usted ingresó a una operación desaparece, entonces la razón para quedarse en esta operación también desaparece.

Si usted piensa que se encuentra sobre una baja y la misma se ve atravesada, salga de la operación y revise luego la situación para tomar una nueva decisión.

15.- Establecer una racha de perdidas máxima:      Si usted encadena 3 ó 4 posiciones perdedoras, haga una pausa, sin duda hay algo que no funciona, ó esta en un mal día, deténgase y retome el trading al día siguiente.

16.-  Estudie, lea y siga webinarios:     Aprenda nuevas ideas, no opere sobre las ideas de otros, siempre debe saber por qué está en una operación.

17.- Cuando haga trading diviértase:     Aprecie lo qué hace, diviértase, aprenda de sus errores, no obstante siempre mantenga la calma tanto como sea posible, obtendrá mejores resultados.


18.- Buscar pequeñas ganancias:     Siempre es mas inteligente obtener una pequeña ganancia y retirarse, esto se puede hacer a lo largo del tiempo, en cambio, los traders que intentan maximizar sus beneficios en cada operación a veces podra lograrlo, pero por lo general no podra repetirlo en el tiempo y terminara generando pérdidas. 

domingo, 26 de marzo de 2017

Inicio de la Globalización de los Mercados Financieros


Retrocediendo un poco en el tiempo, luego de finalizar  la Segunda Guerra Mundial, se produjo un flujo de “dollars overhang”, es decir, de dólares que los americanos dejaban, voluntariamente ó no, circular fuera de los Estados Unidos, se trataba esencialmente de billetes de dólares.

A este valor se le denomino eurodólar, que consistía en un depósito que se cuenta en dólares en cualquier banco situado fuera de los Estados Unidos, comprendiendo también las filiales de los bancos americanos, en otras palabras, los eurodólares son dólares apátridas, el eurodólar es sin duda la base de la mayor revolución monetaria después de la aparición de los billetes de banco en el siglo XVII, ya que ha marcado el principio de la internacionalización siempre creciente de los movimientos de capitales, cabe aclarar que no tiene ninguna relación con el euro  puesta en circulación oficial recién en enero 2001.
  
El “dollar overhang” conoció una expansión importante con el Plan Marsall (reconstrucción de la Europa de la postguerra gracias a las inversiones americanas), sin embargo, durante tanto tiempo como las empresas americanas usaban estos dólares para las inversiones en Europa no hubo problemas.

Pero el día en que ellas empezaron a aprovecharse de las condiciones ofrecidas por las instituciones financieras diferentes a las americanas, los asuntos empezaron a degenerar, de este modo sumas en “dollar overhang” son depositadas en bancos no americanos, estas sumas son inmediatamente prestadas por estos bancos, para facilitar la operación, estos dólares son ofrecidos a un tipo ligeramente inferior al del mercado y otros bancos piden prestados estos dólares.

Los dólares con un tipo especial comienzan así a circular entre prestamistas y los que piden prestado, y así comienza la multiplicación, pronto sumas más importantes son puestas en depósito y un mercado paralelo se desarrolla rápidamente en el más gran secreto: el Credit Lyonnais, la Société Générale ó incluso el Bank of América prestan estos dólares con un tipo menor a los gobiernos italiano, belga, holandés, francés, etc.

Europa tiene sed de dólares para su reconstrucción de postguerra y éstos se han vuelto disponibles a un tipo inferior gracias a los eurodólares, estos se transforman progresivamente en dólares escriturarios, impalpables (y menos en billetes tangibles).

Por primera vez en la historia monetaria, dólares circulan fuera de los Estados Unidos sin ser sometidos a las leyes y a las tasas americanas, durante una década, este mercado paralelo se ha desarrollado secretamente, estando el origen de los eurodólares enmascarado por el hecho de que los banqueros explicaban su existencia por el déficit de pagos americanos (el balance de pagos mide la posición financiera de un país en relación al resto del mundo, por tanto si el balance de un país es deficitario, este país deberá dirigirse hacia los prestamistas internacionales para pedir dinero prestado para sus necesidades de financiación).

Cuando a finales de los años 1950, el mercado de los eurodólares sale a la luz, todos los gobiernos del norte ven una ventaja, los Estados Unidos ven una nueva prueba de la supremacía del dólar, Inglaterra ve la posibilidad de convertirse en el centro financiero mundial y la Europa continental ve dólares disponibles con un tipo ventajoso para su reconstrucción.

El eurodólar empieza a aumentar, tras el encuentro entre la política de los bancos, que utilizan los eurodólares para préstamos con tipo reducido, y aquellas de las multinacionales americanas (y después europeas), aprovechando la situación.

Sin embargo los países de la Europa continental no perciben la revolución monetaria que supone este aflujo de eurodólares:

 
  1. Permite a las firmas americanas comprar firmas europeas ó implantar filiales en Europa.
  2. Mientras que los gobiernos de la Europa continental se esfuerzan por seguir las políticas monetarias restrictivas para moderar la inflación, los eurodólares continúan afluyendo en masa y son intercambiados con sus monedas, lo que estimula la inflación.

Varias decisiones americanas permiten al mercado de los Eurodólares desarrollarse todavía más:

- En 1958, los Estados Unidos adoptan la reglamentación Q, que limita la remuneración de las cuentas a término de los americanos, esta decisión tiene el don de incitar a los americanos a buscar fuera de los Estados Unidos una remuneración más ventajosa.

- En 1963, la tasa de igualación de los tipos de interés, que tasa los intereses percibidos por los residentes americanos sobre préstamos acordados a no residentes, esta decisión fue tomada por Kennedy con el objetivo de disminuir el déficit de su balanza de pagos.

Ésta, a pesar del hecho de que las exportaciones americanas superaban ampliamente las exportaciones, estaba en efecto en déficit, principalmente a causa de las inversiones colosales de los americanos en Europa en los años 1950 a 1960.

Esta situación se convirtió la preocupación mayor del Gobierno, temiendo que esta fuga masiva de dólares acabase por amenazar las reservas de oro del país (en la época, el sistema de Bretton Woods se estaba aplicando y el dólar estaba en este sistema sometido al oro a $ 35 dólares la onza, esta situación implicaba un solo inconveniente para Estados Unidos, si un Estado firmante de los Acuerdos se presentaba con dólares, el Tesoro americana debía intercambiarlos por oro.

Sin embargo, ya que los dólares apátridas afluían fuera de los Estados Unidos, el riesgo de ver a numerosos países reclamando el oro a cambio se había vuelto grande, lo que habría sido susceptible de dañar las reservas de oro de Estados Unidos, paralelamente los gobiernos europeos se quejaban con esta situación de aflujo de dólares que estimulaban su inflación.

Esta decisión de tasar los préstamos americanos acordados a los “extranjeros”, cuyo objetivo oficial era limitar la salida de dólares, marcó en efecto el verdadero lanzamiento de la globalización financiera, en efecto el objetivo oculto del gobierno americano, bajo la benevolencia inglesa era de hecho desplazar de Nueva York a Londres el centro de las operaciones financieras internacionales.

La astucia se situaba así en el hecho de que la tasa concernía únicamente a los “residentes americanos”, y por tanto de ninguna manera a las filiales americanas establecidas fuera del país.

Evidentemente, los bancos americanos, comprendiendo la situación, establecen su filial en Londres (mientras que sólo había 6 filiales americanas en Londres en 1955, sin embargo para 1970 se contaban ya con 34).

El eurodólar se convierte así en la primera moneda que puede operar en el mercado monetario internacional, con una estructura de tipos de interés independiente y fuera de todo control nacional, esta primacía de la finanza internacional sobre el poder de los Estados, resultado de una verdadera revolución institucional, se beneficia a tres niveles:


  1. Los bancos americanos, a través de su filial en Londres, veían la mayor parte de sus préstamos a los “extranjeros” se desplazar a la ciudad de Londres, que el gobierno inglés ha convertido deliberadamente acogedora, por una reglamentación mínima.
  2. El gobierno americano ya no ve a los bancos americanos establecidos en su territorio prestar al extranjero.
  3. Inglaterra se convierte en el centro de los negocios mundiales, sin que el Banco Central deba aportar capitales.

- En 1968, el Voluntary Foreign Credit Restraint viene a reforzar las medidas tomadas en 1964, por esta reglamentación, el gobierno intenta limitar las salidas de dólares destinadas a financiar las multinacionales americanas e incitar estas últimas a repatriar los beneficios obtenidos por sus filiales en el extranjero, a causa de esto, las multinacionales americanas se financian en el mercado de los eurodólares.

A estas decisiones americanas se añade la explosión vertiginosa de los “petrodólares”. Cuando los países de la OPEP (los países exportadores de petróleo) elevaron unilateralmente el precio del bruto en los años 70, los países del norte se vieron inundados de billetes verdes y no sabían que hacer de ellos, los bancos los solicitaron y los gobiernos se los confiaron, después de esto, estos dólares se multiplicaron profusamente, por el juego rotatorio de los depósitos re prestados.

En 1970, después de 20 años de existencia, el euromercado se establece así como el mercado financiero más prolífico del mundo, ofreciendo a su clientela un abanico variado de servicios a la vez favorable y con las mínimas formalidades.

El montante de los contratos en el euromercado pasó de $ 11.500 millones de dólares en 1965 a $ 44.000 millones en 1969, y después a $ 57.000 millones en 1970, para junio de 1972, eran $ 82.000 millones.

Los Estados Unidos se habían convertido en maestros del juego y el euromercado había establecido lazos de unión entre los mercados financieros nacionales y proporcionado un suplemento a estos mercados.

Esto supuso un perjuicio para los europeos, que intentaban mantener una inflación estimulada por el aflujo de eurodólares, intercambiados con las monedas nacionales, y pasó en detrimento de los Acuerdos de Bretton Woods, que habían instaurado durante más de 25 años la fijación de los tipos de cambio relacionados con el dólar (única moneda convertible en oro a $ 35 dólares la onza).

En efecto, en 1971, Nixon pone fin oficialmente a los Acuerdos de Bretton Woods, que se habían vuelto insostenibles por el desarrollo de los eurodólares, con Bretton Woods, los países firmantes podían comprar “golds notes”, dólares especiales que permitían recibir el equivalente en oro de parte del Tesoro americano.

Sin embargo, el aflujo de dólares apátridas implicaba que cada vez más países pedían el intercambio de dólares por oro americano, lo que ponía a estas reservas de oro en peligro, Estados Unidos había dejado, voluntariamente ó no, sus “dollars overhang” tomar proporciones insostenibles: había más “dollars overhang” en circulación que oro para cubrirlos.

Desde 1973, los tipos de cambio son flotantes en relación al dólar, es decir, que son los operadores quienes deciden a partir de este momento, mediante sus órdenes de inversión, el valor de las monedas en relación al dólar, que es el inicio a como se desenvuelve el mercado de divisas al dia de hoy..